Contacto
[email protected]
Tel. +52 55 68426393

Extractos de Batallas por el Presente de

Henri Thomasson

Si quieren entrar en sí mismos,deben encontrar la posición física correcta,de otra forma,no serán capaces de sostener el esfuerzo por ningun lapso de tiempo.Es sólo cuando todas las partes estén relajadas y centradas alrededor de un eje que esto es posible.Una columnan vertical mantiene tanto cabeza como órganos internos en una sola línea que conecta con el centro de atracción de la tierra.Ahora se vuelve posible recoger la atención desde todas las partes del cuerpo en un lugar,en vez de tenerla dispersa a lo largo de los órganos de percepción y miembros.Lo que solía ser una fragmentada,cruda y a veces una sensación ilusoria de despertar,se vuelve una una vibración central sensible y aguda que puede ser verdaderamente llamada "una sensación de sí mismo".En esta posición,un nivel especial de atención puede ser alcanzado y trae un sentimiento distintivo de las dos naturalezas del hombre:la que pertenece al mundo exterior y la otra,la misteriosa fuente de la vida en sí. Cuando todos los pensamientos e imaginaciones caen y sólo la vibración del cuerpo vivo es el centro de atención,el otro mundo se vuelve más accesible. Es posible pertenecer a ambos mundos al mismo tiempo,pero para esto ,es necesario que se establezca entre éstos una nueva relación.La naturaleza más baja debería servir a la más alta,ya que un elemento pasivo no puede ser más que un servidor de aquél que es activo. Al principio parecen solo ejercicios de atención,pero si podemos considerarlos como un lenguaje,en el sentido que por posturas,desplazamientos y otros signos están expresando leyes cósmicas que son muy difíciles de percibir a través de nuestros sentidos ordinarios y están mucho más allá de nuestra comprensión actual. Algunos movimientos parecen expresar un conocimiento que el pensamiento racional no puede capturar a niveles del hombre común.Puede sentirse un determinado proceso alquímico ocurriendo,en el que no solo se le ofrecen vislumbres "del camino" sino que lo posibilita caminar en esa dirección. Una vez que este trabajo se vuelve posible,los movimientos no son más controlados por referencia a una imagen mental-dependen de la adecuada sensación de uno mismo que emerge desde el nivel más activo de atención.Uno puede decir ahora,que el movimiento se hace a través de mí y no por mí. A lo largo del tiempo,los movimientos dan vida,a partes en nosotros que habían existido previamente,más allá de nuestra percepción ordinaria.Un nuevo mundo bañado en una extraña sensación de presencia interior,es evocado por los ejercicios,y reemplaza la neblina en la cual existen nuestras actividades mentales usuales y esto,puede traer una emoción trascendental. Sentimos que debemos buscar más lejos.Pareciera que el cuerpo es un instrumento de una nueva fuente de vida.Se vuelve disponible para todo lo que le es pedido y encuentra en este acto de servicio,tanto libertad como felicidad de estar Aquí con una totalidad,en un estado de relativa presencia hacia uno mismo. El extraño poder de los movimientos para materializar las fuerzas de lo Alto. Así que para cualquiera que practique los Movimientos,se vuelven un medio de b+úsqueda para realmente vivirlos y por el poder que da,vivirlos de esta manera.En tal nivel,guían hacia el acceso de ese mundo donde la oración y la meditación llevan hacia otros senderos,en este camino,incluye y hace uso de todo el aparato humano por completo.

Fuente http://it.wikipedia.org/wiki/Henri_Thomasson